Canaima ya cuenta con un instalador hecho en Venezuela


Ventajismo. No hay mejor palabra para definir el monopolio que Microsoft tiene con el mercado de las computadoras. Casi todas vienen con Windows preinstalado y no dan al comprador otras opciones. Microsoft presiona a los fabricantes que intenten ser diferentes, negándoles descuentos y preferencias.

El software libre está en desventaja: la gente exige que todo disco con software libre pueda ser instalado en computadores de cualquier marca, incluso las que no tienen interés en funcionar en software libre. Debe ser muy fácil de usar, de forma tal que cualquiera pueda instalarlo. Debe instalarse sin que se borre ni uno de tus documentos.

Un instalador es una aplicación que viene en los discos de software libre, te hace preguntas simples y entonces copia todos los programas a tu equipo. La gran novedad es que los compañeros que desarrollan Canaima GNU/Linux (el sistema operativo que usan 2 millones de Canaimitas y miles de computadoras del Estado) están desarrollando su propio instalador. Canaima está basada en Debian GNU/Linux, que trae un instalador. ¿Por qué hacer uno propio?

Luis Martínez, uno de los desarrolladores de Canaima, explicó: “Nos dimos cuenta de que las nuevas aplicaciones que queremos incorporar no cabían en un disco”. Buscando formas de liberar espacio vieron que la versión actual de Canaima incluye dos instaladores que ocupan mucho espacio: casi 100 MB. “Tomamos la decisión de hacer un nuevo instalador hecho en Python”, que ocupa apenas 1,3 MB. Al liberarse espacio pudieron incluir LibreOffice completo, un editor de video, el panel de control Ucumari y versiones recientes del navegador Cunaguaro (Firefox) y el lector de correo Guácharo. También permite instalar Canaima junto a Windows, si así se desea. El instalador fue creado por William Cabrera, Erick Birbe y Martínez, y vendrá en la versión 3.1 de Canaima, que está en pruebas y se puede descargar desde http://canaima.softwarelibre.gob.ve.

Canaima ha obtenido reconocimientos importantes. En la conferencia de desarrolladores Debconf 12, realizada en Managua hace cuatro meses, la aplicación Canaima Semilla (también hecha por el equipo del CNTI, que te permite crear tu propio Canaima) obtuvo comentarios muy positivos de desarrolladores de todo el mundo. Se enteraron de que empleados públicos en Honduras se capacitan usando Canaima, y en Costa Rica desean usar Semilla para generar su propia distribución.

El equipo Canaima ha logrado cosas importantísimas y mucho reconocimiento a pesar de ser sólo 6 personas. Ojalá el gobierno escuche a las comunidades de software libre que piden a gritos ampliar este equipo, para lograr muchísimas más cosas en beneficio de los más necesitados.
Fuente: Ciudad Caracas

Entradas populares de este blog

Descomprimir archivos .rar en GNU/Linux

Cómo recuperar Grub 2 sin utilizar un live cd

Descubre de qué se trata la nueva tecnología LiFi