PARA EL GNU/LINUX EL USUARIO REALMENTE CUENTA?

Un articulo que vi en Awven.com al cual me permito copiarlo completamente el cual fue publicado por los amigos @Echevemaster y @Sinfallas dediquen un tiempo para leerlo y analizarlo.

Desde su creación a finales de 1983 el sistema operativo ahora conocido como GNU/Linux ha tenido apoyo de diversas comunidades y organizaciones las cuales de un modo u otro han contribuido a su expansión y perfeccionamiento permitiendo que este llegue a las dimensiones colosales que ahora posee.

Todo empezó como un proyecto colaborativo, pero con el pasar del tiempo la misma filosofía que permitió el éxito de la comunidad también ocasionó que ciertas organizaciones o consorcios utilizarán la voluntad altruista de la comunidad para hacerse con material que ha sido utilizado para fines comerciales. Por ejemplo se puede citar el caso de la aplicación Imagemaster utilizada para instalar Windows 7 desde una unidad USB, y que fue retirada del Centro de Descargas de Microsoft por sospecha de uso de código licenciado bajo GPL en su desarrollo, misma sospecha que fue reiterada y asumida por no hacer revisión del código desarrollado por terceros.
gnu linux1 Para el GNU/Linux el usuario realmente cuenta?
Si bien es cierto que las comunidades en la que se sustentan las diversas distribuciones de GNU/Linux han logrado que este presente en muchos dispositivos que utilizamos a diario desde los ordenadores personales, móviles, electrodomésticos hasta los supercomputadores, también es cierto que la falta de directrices y consenso entre ellas han supuesto un talón de aquiles ya que los estándares de operaciones y desarrollo sobre las aplicaciones son muchas veces convertidos en proyectos duplicados en el contexto de la funcionalidad.

Esta el caso de las diferentes implementaciones de reproductores de música y de vídeo tales como Banshee, Exaile, Rhythmbox. Mplayer entre otros, no se justifica entonces tantos esfuerzos por reinventar la rueda.
No se diga que la variedad es mala, pero no se entiende como en casos como el sistema de gestión de paquetes APT considerado por muchos el mejor que existe en la actualidad, este no este implementado en todas las distribuciones, obligando al usuario que cambia de distribución ya sea por gusto o por necesidad deba aprender herramientas que hacen exactamente lo mismo como Yum, Pacman, Zypper etc.

Otro ejemplo de esto fue Beryl que en 2006 se separo del proyecto Compiz por desacuerdos entre la comunidad, lo mismo hizo Canonical en su intención de tener una Shell gráfica debido a desacuerdos con con los desarrolladores de GNOME3; ¿Porqué perder tanto tiempo de desarrollo con respecto a herramientas tan maduras como CompizFusion, para volver a empezar y cometer los mismos errores superados hace unos años?¿Recuerdan la posición dominante de KDE a finales de la década de los `90?

Claro no todo es malo, está diversidad también tiene sus puntos positivos, el poder de decisión de las comunidades supone un enfrentamiento directo contra las bases corporativas cerradas u organismos de censura en los países sin libertades básicas específicamente China con la distribución Red Flag Linux para controlar supuestamente la piratería, habiendo infinidad de distribuciones que utilizar. ¿Les suena conocido esta manera de imponer un software que según se apoya en la libertad de elegir?.

La filosofía del software libre se basa en 4 grandes libertades: ejecutar, copiar, modificar y distribuir el software, hasta aquí todo bien, pero que le puedes decir a un usuario novato cuando desea escuchar musica en formato mp3, ver vídeos en flash o incluso una película en DVD y se da cuenta de que su distribución favorita no trae por defecto las herramientas necesarias para dicha tarea afectando así su experiencia final.

¿Por que un pequeño grupo de puristas debe decidir si el usuario final puede o no hacer uso de un determinado conjunto de herramientas basandosé en su opinión de la aplicación sinequanon de las 4 grandes libertades? ¿A caso lo que busca la comunidad no es hacer la experiencia al usuario novato mas placentera que en las otras plataformas? ¿Si es así, donde queda la libertad de elegir lo que usuario desea hacer con su ordenador? y ¿La comunidad no tiene 20 años tratando de atraer usuarios?.

Aquí se da el choque entre los protagonistas de la comunidad, por una parte los desarrolladores de las aplicaciones, por otra los grupos de usuarios Linux, los primeros defienden a ultranza la no utilización de software privativo, los segundos intentan reclutar nuevos usuarios brindándoles experiencias completamente funcionales valiéndose de la supuesta facilidad de uso actual de GNU/Linux. En medio de este fuego cruzado se encuentra el usuario de paso que bajo ningún concepto debería tener un curva de aprendizaje tan elevada para poder usar de forma completamente funcional el sistema.

Entonces, ¿Es posible el uso masivo de GNU/Linux? se dio un gran paso con el kernel, allí hay consenso, estándares y trabajo organizado, igualmente con las herramientas GNU básicas, ellas forman parte de todas las distribuciones, ¿Cuando simplemente llegaremos a una opinión conjunta sobre todas y cada una de la partes del sistema?.

Se podrá cuando tengamos en cuenta la quinta de las libertades, una que esta implícita socialmente hablando pero no a nivel filosófico, la libertad de elegir; y no entre programas, no entre distribuciones, ni siquiera entre dispositivos, sino la de dejar en disposición de todo tipo de usuario la forma en la que utilizará para su propio beneficio las bondades del mundo del software libre.

Entradas populares de este blog

Descomprimir archivos .rar en GNU/Linux

Cómo recuperar Grub 2 sin utilizar un live cd

Descubre de qué se trata la nueva tecnología LiFi