Obsesiones tecnológicas




Todos tenemos una pequeña obsesión, algo que hasta que no está como deseamos no nos deja en paz. A mí, una de las cosas que más loco me vuelve es la . En realidad, no “la tecnología” en general, sino cuando algo no sale como debería, se rompe o simplemente deja de funcionar.

Puedo dormir con las puertas de los armarios abiertas, pisar las uniones de las baldosas, pasar sin miedo por debajo de una escalera o frente a un gato negro. Pero cuando se me rompe la computadora, mi mente no descansa ni un segundo hasta descubrir qué pasó, por qué, y cómo arreglarlo.

Y más aún: pedirle ayuda a alguien es el último recurso, necesito poder entenderlo y arreglarlo. No importa si es algo tan grave como que no encienda la , o algo relativamente pequeño como un parpadeo del justo cuando carga el sistema operativo. No importa si es en la compu, la tablet o el . Si es , necesito poder arreglarlo, y el está en mi cabeza perturbándome hasta que lo resuelva.

Así me he pasado horas, mañanas y tardes enteras dedicadas a soluciones, buscar en foros, aprender cosas que jamás hubieran cruzado por mi mente para poder aplicarlas y ver si sirven. Finalmente, esa obsesión me ha traído también mucha experiencia en buscar cómo resolver las cosas, y el manejo de distintas interfaces y programas que voy descubriendo en el proceso.
 
¿Estoy sola en esto? Seguro que no. ¿Qué obsesiones tecnológicas tienen ustedes?
PD: Qué lindo es volver a escribir en el primer hogar :)

Entradas populares de este blog

Descomprimir archivos .rar en GNU/Linux

Cómo recuperar Grub 2 sin utilizar un live cd

Descubre de qué se trata la nueva tecnología LiFi