¿Vale la Pena Emprender en Venezuela?

 Resultado de imagen para emprender
Emprender en Venezuela es como jugar ruleta rusa con un malabarista ciego sin experiencia pero, con un premio de mil millones de dolares.
El exceso de controles, la mala imagen que tienen los empresarios ante la mayoría de la población y la constante amenaza del Estado, son solo algunas de las razones por las cuales la mayoría, ni siquiera, consideran empezar un negocio.
Pero, todavía existe una razón de mayor importancia y que, en mi opinión, es más influyente que todas las anteriores:
Me refiero a la educación, somos educados para ser empleados, no emprendedores o empresarios.
No me malentiendas, ser un empleado no es algo malo.
Lo malo es desaprovechar los talentos, aptitudes o actitudes porque creemos que algo es malo, no produce frutos o, peor aún, por miedo.
Es por eso que, para empezar, vamos a romper algunos paradigmas referentes a la labor del emprendedor o empresario

Paradigmas

“El dinero es malo”:

No hay nada más falso e hipócrita.
El dinero es una poderosa herramienta que puede ser usada para fines buenos o malos, depende de la persona, no del dinero.

“Los ricos son malos”:

El 90% de los ricos en el mundo han construido sus fortunas honestamente (el otro 10% se lo reparten delincuentes y políticos).
El 60% de ellos no nació en cunas de oro.
Eso quiere decir que, la única forma de mantener o hacer crecer sus riquezas fue aportando valor, ofreciendo productos y servicios.

“Necesito dinero para emprender”:

Esto no siempre es cierto pero, la mayoría de las veces, si es necesario, aunque, no se específica cuánto dinero se necesita.
Muchísimos emprendimientos o negocios que hoy son gigantes, empezaron con menos de 50 USD de inversión.

“Necesito un título para emprender”:

De mis excusas favoritas.
Increíblemente, el 40% de los ricos en el mundo no poseen estudios de educación superior.
Lo que si hace falta son conocimientos pero, hoy en día, eso está al alcance de todos gracias al Intenet.

“Mis ideas son imposibles o muy locas”:

Ya hemos hablado de lo absoluta de nuestra libertad.
La realidad es que no hay imposibles, solo tienes que buscar las maneras.
Hace poco más de 100 años, volar era una actividad reservada para los ángeles.
Hoy en día es tan común como la sal de mesa, no hay límites, menos en esta época de avances y cambios constantes.

“Emprender es muy arriesgado”:

Esto es muy cierto pero, la vida es una sola y no hay nada peor que llevar una vida de “pudo haber sido”.
El arrepentimiento es un veneno que destruye el alma de la persona y de quienes le rodean, llenándolo de negatividad y falta de esperanza hacía la vida misma, básicamente, te convierte en un zombi.
Creo que estos son los principales peros y paradigmas que se coloca la mayoría de las personas cuando se plantea emprender o iniciar un negocio.
Ahora, el tema principal

¿Por qué vale la pena emprender en Venezuela?

Para responder esta pregunta hay que entender que la tarea del emprendedor, en esencia, es producir.
Ofrecer bienes y servicios que mejoren las vidas de las personas, las ayuden o resuelvan un problema.
Satisfacer una necesidad o, incluso, que llene sus expectativas de lujo.
Todas esas cosas tienen valor para los seres humanos y es por eso que se paga por ellas.
En los países normales, los principales desafíos que se encuentran los emprendedores y empresarios son:
La falta de cuota de mercado y la competencia, es decir, clientes y muchos negocios.
Por si no lo has notado, ¿Adivina qué?
En Venezuela no existen ninguna de las dos.
Hay todo por hacer y no hay casi nadie haciéndolo.
Eso quiere decir que, cualquiera que empiece a satisfacer las necesidades se va a hacer rico casi instantáneamente.
Y no solo eso, sino, que va a estar realizando un verdadero cambio en el país, al mismo tiempo que hace realidad sus sueños.
Solo hay que buscar las maneras de burlar al gobierno, eso no es tan complicado como la mayoría cree.
Aunque, hay que admitir que tiene altos riesgos.

Aún así, algunas cosas que puedes hacer para evitar al gobierno son:

Decir que apoyas a la revolución:

No tiene que ser verdad pero, a ellos les encanta escucharlo y dejarán de estar tan pendientes.

Ofrecer precios muy bajos

Ofreces precios por debajo del mercado donde aún obtengas ganancias es una excelente estrategia
No solo los quitarás de tu radar porque “no eres usurero”, también es probable que vendas mas rápido.
Como lograr esa ventaja competitiva, lo dejo a tu entera imaginación.

Hacer aportes en tu comunidad

Quedarse con todo para uno no es para nada reprochable pero, hay que jugar vivo.
Ganarse el respeto y el cariño de la comunidad donde realizas tu actividad es una excelente forma de defenderse del Gobierno.
Ellos te apoyarán y defenderán cuando sea necesario.
Un bueno ejemplo de lo que se puede hacer y los beneficios que trae, es el caso de Ron Santa Teresa.

Siempre ten presente:
El que no arriesga, no gana y de allí parte un gran pedazo de la necesidad de cambiar a un sistema que vea al emprendimiento y la empresa privada como algo deseable.

Para terminar, algunas recomendaciones para tener en cuenta si quieres emprender o, al menos, te da curiosidad:

No existe el momento perfecto:

Siempre hay algo que puede estar mejor, siempre va a haber una cosa que haga falta, el apoyo de alguien o lo que sea.
Son solo excusas, el momento perfecto no existe y si existe, siempre es ya, solo hazlo.

Edúcate:

No hablo de un título, me refiero a que busques toda la información técnica, gerencial y motivacional necesaria para hacer lo que quieres hacer.
Facilmente puedes encontrar toda esa información en internet y cursos de poco tiempo pero, tienes que tener cuidado con los charlatanes.

Haz un plan:

No tiene que ser algo muy detallado pero, escribir lo que quieres hacer a modo de pasos y objetivos ayuda de mucho para no perderse en el comienzo o en el camino.

Prepárate para el fracaso:

Hay al menos, 90% de probabilidades de que fracases.
Muy pocas personas logran tener éxito en el primer intento y, aún después de ese éxito, siempre se está expuesto al posible fracaso.
De modo que tienes que ser fuerte en tus convicciones y en tus deseos, sino, lo vas a abandonar y ningún sueño se merece eso.

Busca ayuda:

Emprender es simple y complejo al mismo tiempo, si sientes que no puedes solo, simplemente busca ayuda.
No hay nade de que avergonzarse, esta es una carrera muy difícil y necesitas toda la ayuda que puedas obtener.
Yo estoy siempre disponible para ayudarte.

Emprender es una hermosa actividad, servir a los demás es siempre noble y si de paso te puedes hacer rico o, al menos, económicamente estable con ello pues, no hay nada mejor.
En Venezuela hay todo por hacer, la crisis es, en realidad, una fuente de grandes oportunidades.
No es paja de autoayuda, solo requieres de dedicación, perseverancia y creatividad.
Si te ha gustado el artículo, ¡NO TE LO QUEDES PARA TI! Comparte y califica, es totalmente gratis.
Comenta, ¿Crees que vale la pena emprender en Venezuela? o ¿Es una autentica locura?

Entradas populares de este blog

Descomprimir archivos .rar en GNU/Linux

Cómo recuperar Grub 2 sin utilizar un live cd

Descubre de qué se trata la nueva tecnología LiFi